Google Play se pone manos a la obra para luchar contra la ubicación en segundo plano y las suscripciones engañosas

Google Play Store

Desde hace un par de años, los desarrolladores han tomado la costumbre de ofrecer suscripciones para poder hacer uso de sus aplicaciones, un uso que anteriormente estaba disponible a cambio de unos pocos euros y que incluía varias actualizaciones de la aplicación. Conforme llegó ese cambio de tendencia, llegó el abuso por parte algunos.

Este cambio de tendencia se ha visto reflejado tanto en iOS como en Android, al igual que el abuso que están haciendo algunos desarrolladores, para tratar de engañar al máximo numero de usuarios que descargan sus aplicaciones. El abuso de la confianza que depositan algunos usuarios en las aplicaciones de descargan también está relacionado con la ubicación.

Hace ya algún tiempo que Google se puso manos a la obra para que las aplicaciones / juegos que solicitaban permiso para acceder la ubicación del usuario dejaran de hacerlo, sobre todo cuando esta funcionalidad no está relacionada en ningún momento con la aplicación. Sin embargo, todavía podemos encontrar aplicaciones abusan de la posibilidad de poder acceder la ubicación para que la aplicación funcione, haciendo uso de ella en segundo plano cuando realmente no es necesario.

A partir de ahora, las aplicaciones que deseen acceder a la ubicación del terminal cuando no estén en primer plano, tendrán que obtener primero la aprobación de Google, de esta forma el gigante de las búsquedas quiere limitar las solicitudes innecesarias debido a la sensibilidad de esa información.

Las aplicaciones que podrán hacer un uso permanente de la localización del usuario incluyen las redes sociales que transmiten nuestra localización a amigos o familiares o herramientas para denunciar una emergencia. Las aplicaciones venta, que permiten localizar las tiendas más cercanas a la ubicación del usuario «no tienen argumentos sólidos para obtener esa aprobación».

Estas nuevas directrices relacionadas con la ubicación de las aplicaciones, serán obligatorias a partir de agosto de este mismo año. Si la aplicación ya se encuentra disponible en la Play Store, los desarrolladores tendrán hasta noviembre para poder modificarlas o de lo contrario, serán expulsadas de la Play Store.

Suscripciones engañosas

Suscripciones Google Play

Otro de los cambios que Google ha aplicado en la Play Store lo encontramos en las suscripciones. Muchos son los usuarios que se quejan de que no siempre está claro a que se están suscribiendo cuando descargan y utilizan una aplicación. A pesar de que la Play Store nos recuerda cuando vencen las suscripciones además comunicarlo vía correo electrónico, desde Google quieren que los usuarios tengan mayor información cuando acceden a una suscripción.

Google quiere que los desarrolladores expliquen que es exactamente lo que ofrece una suscripción y que faciliten la posibilidad de cancelarlas. La página donde se muestran, debe indicar claramente tanto el precio, como la frecuencia de facturación así como que es lo que los usuarios reciben a cambio.

Además, también exige que los desarrolladores informen claramente al usuario si es necesario de una suscripción para poder hacer uso de una aplicación. Aunque en la mayoría de ocasiones no es necesario, estos no muestran claramente la opción de salir de la ventana de bienvenida donde se muestra la suscripción, por lo que muchos usuarios acaban picando.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.