Samsung Galaxy S6 Edge, esta es mi experiencia tras un mes de uso

Samsung Galaxy S6 Edge (7)

Samsung ha apostado muy fuerte con el Samsung Galaxy S6 Edge, un dispositivo rompedor y con una misión muy clara: revitalizar la división de telefonía móvil del fabricante asiático.

Las primeras impresiones que tuve al probarlo en el marco del MWC no pudieron ser más positivas. Ahora, tras mostraros un completo análisis, toca el turno de daros mi opinión del Samsung Galaxy S6 Edge tras un mes de uso como terminal principal.

El cristal le sienta muy bien al Samsung Galaxy S6 Edge

Samsung Galaxy S6 Edge (6)

Uno de los apartados más destacables del nuevo buque insignia de Samsung es su diseño y acabados. Y tras un mes de uso con el Galaxy S6 Edge os puedo afirmar que no es solo un terminal bonito, sino que además es resistente y con acabados de calidad.

Ya sabíamos que Samsung iba a dar un giro radical con el nuevo miembro de la familia Galaxy S. el fabricante iba a apostar por materiales de calidad para la construcción de su nuevo teléfono dejando de lado el omnipresente policarbonato. Y la decisión no podría haber sido más acertada.

Samsung Galaxy S6 Edge (4)

Los acabados en cristal le han dado un aire de exclusividad al Galaxy S6 Edge que se agradece. Y el hecho de que tenga un doble panel curvado, dotando al teléfono de un aspecto único, suman puntos.

El Samsung Galaxy S6 Edge es un terminal muy agradable al tacto. No solo tiene acabados de calidad, sino que tiene un agarre cómodo. Al principio los bordes laterales hacen que se te haga raro tener el Samsung Galaxy S6 Edge entre las manos, pero no tardas en acostumbrarte a su particular diseño.

Tras un par de días de uso me di cuenta de un detalle muy interesante: la protección antihuellas hace milagros. A primera vista puedes pensar que el cristal del Galaxy S6 Edge será un nido de huellas, pero nada más lejos de la realidad. Su capa oleofóbica ofrece unos resultados impresionantes.

Samsung Galaxy S6 Edge, un dispositivo cómodo y manejable

Samsung Galaxy S6 Edge (12)

Al tacto el Samsung Galaxy S6 Edge es un teléfono muy agradable. Si bien es cierto que no tiene el mismo agarre que un teléfono de plástico, no tengo la sensación de que se me vaya a caer y, en este mes, no he tenido ningún problema al respecto. Más bien al contrario, el Samsung Galaxy S6 Edge es muy cómodo de coger.

Lo único que no me acaba de hacer gracia es la cámara trasera, que sobresale en la parte trasera del teléfono. Samsung recomienda poner el teléfono con la pantalla hacia abajo para aprovechar las funcionalidades de su doble panel curvado, algo de lo que hablaremos más adelante, pero yo, y estoy seguro que muchos de vosotros, siempre he colocado el teléfono con la pantalla hacia arriba y ahora no voy a cambiar este aspecto.

Como la cámara sobresale ligeramente el teléfono se tambalea un poco. Es una ventaja que hace que cuando tiembla el teléfono lo notes, pero eso de que la cámara esté siempre en contacto con la superficie sobre la que esté apoyado el teléfono no me acaba de gustar.

Samsung Galaxy S6 Edge (13)

En cuanto a la capa Gorilla Glass 4,hay que decir que cumple con creces su función. El teléfono ha sufrido alguna que otra caída sin sufrir ni un rasguño. En este mes de uso he llevado el Samsung Galaxy S6 Edge sin ningún tipo de protección, en el bolsillo con las llaves, monedas y cualquier otro elemento que podría dañar al dispositivo y no se ha rayado, algo que agradezco.

Ya habíamos visto algunos test de resistencia del Samsung Galaxy S6 Edge que muestran la dureza de su pantalla. Ahora os puedo garantizar que estos vídeos no están manipulados.

La mejor pantalla del mercado

Samsung Galaxy S6 Edge (3)

Poco os puedo decir de las características técnicas del Samsung Galaxy S6 Edge que no sepáis ya: pantalla Super AMOLED QHD, procesador Exynos 7420, 3 GB de memoria RAM DDR4, cámara de 16 megapíxeles… En definitiva, lo esperado en un teléfono de gama alta como os desvelamos en nuestro análisis inicial del Samsung Galaxy S6 Edge. Pero a la hora de la verdad, ¿cómo es el rendimiento del Samsung Galaxy S6 Edge?

La respuesta es muy sencilla: sin duda el Samsung Galaxy S6 Edge es el mejor teléfono que he tenido entre mis manos. Comenzaré hablando de su pantalla. Samsung está apostando fuerte por la realidad virtual, la prueba más clara son su casco Samsung Gear VR, y se nota que es uno de los apartados más cuidados del Galaxy S6 Edge.

Su pantalla 2K es ideal para utilizarla en sus cascos de realidad virtual y, cuando probé el casco Gear VR del Galaxy S6 Edgeen el MWC 2015, quedo claro la calidad era muy superior a la ofrecida por el Galaxy Note 4.

Y es que la pantalla del Galaxy S6 Edge es sencillamente magnífica en todos los aspectos: ofrece unos colores nítidos y un brillo estupendo además de permitir personalizar algunos aspectos de la pantalla.

Samsung Galaxy S6 Edge (11)

El único pero llega con la visibilidad en exteriores con luz solar directa, donde la pantalla del S6 Edge pierde calidad, más si la comparamos con un panel IPS. Si bien es cierto que sigues pudiendo leer contenido, la calidad baja bastante.

Lógico si tenemos en cuenta que el Samsung Galaxy S6 Edge integra un panel QHD. ¿Vale la pena una pantalla de este tipo en un Smartphone? Si tenemos en cuenta que Samsung está lanzando cascos de realidad virtual que utilizan la pantalla de sus teléfonos, la respuesta es un sí rotundo.

Lástima que con una pantalla tan buena, el altavoz no esté a la altura. Si bien es cierto que el altavoz cumple con su cometido, el sonido no es de la mejor calidad precisamente y su posición hacen que sea muy fácil taponarlo por error al ver cualquier contenido multimedia o disfrutando de juegos. Un error imperdonable en un teléfono con unos acabados y un diseño tan exquisito.

El otro gran pero llega con su memoria interna. La unidad que me han enviado es un Galaxy S6 Edge de 32 GB y actualmente tengo menos de 5 GB libres. Teniendo en cuenta que me he bajado unas cuantas listas de Spotify y cuatro juegos, pues la verdad es que decepciona.

Es cierto que las canciones bajadas son las que más espacio ocupan, pero si tuviera una ranura para tarjetas micro SD, como el P8 Lite que puedes utilizar la misma bandeja como tarjeta SIM o Micro SD, no tendría este problema. Un tirón de orejas en este aspecto.

Una batería que cumple con su cometido

Ha habido mucha polémica por los problemas con la batería del Samsung Galaxy S6 y S6 Edge, incluso en el análisis del Galaxy S6 Edge que realizó mi compañero Manuel hablaba de la poca autonomía del terminal. No sé si es porque he tenido mucha suerte pero la  batería del Galaxy S6 Edge que he estado probando me ha durado como la mayoría de teléfonos.

De esta manera el teléfono me ha aguantado aproximadamente una media de 16 o 17 horas con entre 4 y 5 horas de pantalla encendida. No es nada fuera de lo normal pero tampoco he notado un rendimiento inferior.

Lo que sí he notado es que el sistema de carga rápida del S6 Edge es una delicia.Tener tu teléfono cargado en poco más de 1 hora no tiene precio y la diferencia se nota. Solo tenéis que ver el vídeo que os hemos preparado mostrando las diferencias entre cargar el Samsung Galaxy s6 Edge con un cargador convencional a utilizar un sistema de carga rápida para ver que el tiempo de carga se reduce a la mitad. ¡En 15 minutos tienes batería para unas 4 horas!

Un doble panel curvado atractivo pero muy poco útil

Samsung Galaxy S6 Edge (10)

Agradezco que haya un doble panel curvado, especialmente teniendo en cuenta que soy zurdo y así puedo aprovechar todas las funcionalidades que ofrecen este teléfono utilizando el lateral izquierdo, pero a la hora de la verdad he de reconocer que no he utilizado apenas su panel curvado.

Para aprovechar gran parte de sus posibilidades hay que tener el teléfono boca abajo. Y no os voy a engañar, por muy bonito que quede ver cómo se ilumina el panel curvado cuando recibes una llamada, no voy a cambiar mis costumbres por ese detalle.

Otra función que tiene es la posibilidad de ver notificaciones arrastrando el dedo por el lateral. Con este gesto puedes ver el tiempo, si has recibido algún mensaje y poco más. Otra funcionalidad más bien poco útil ya que no puedes leer la notificación desde el lateral del teléfono.

También dispone de un modo de marcación rápida que permite configurar hasta 5 contactos para llamarles o enviarles un mensaje de forma rápida.Estoy hablando de un SMS, no permite enviar una notificación a través de WhatsApp o cualquier otro servicio de mensajería instantánea. O lo que es lo mismo, otra función más bien inútil.

La única opción que sí que utilizado es el reloj. Eso de que aparezca la hora retroiluminada me parece una idea excelente. Además puedes configurar en qué rango de horas quieres que se vea la hora retroiluminada.

Mi conclusión es muy sencilla: ¿vas a utilizar el panel curvado? No. ¿Vale la pena pagar 100 euros más por tener el Galaxy S6 Edge? En mi opinión sí por el hecho de tener un teléfono diferente y con un diseño espectacular, pero no por su funcionalidad.

Touchwiz, ese gran amigo

Samsung Galaxy S6 Edge (8)

Como podréis suponer, el Samsung Galaxy S6 Edge puede mover cualquier juego sin despeinarse, pero ¿cómo se comporta en general el nuevo buque insignia del fabricante coreano? ¿Sigue Touchwiz siendo un lastre? Por suerte Samsung ha conseguido solucionar este molesto problema.

Y es que por fin Touchwiz se mueve de una forma fluida sin el famoso lag que lastraba a la capa personalizada de Samsung. El Samsung Galaxy S6 Edge funciona como la seda tras más de un mes de uso.

Para solucionar el problema de Touchwiz, Samsung se ha centrado en sobrecargar menos el sistema al no incluir tantas aplicaciones propias, además de simplificar algunas de las opciones disponibles.

Samsung Galaxy S6 Edge

Eso sí, siguen habiendo algunos atajos muy interesantes. Uno de los que más he utilizado por su funcionalidad es reducir el tamaño de una aplicación. Tan solo tienes que deslizar el dedo desde el borde superior izquierdo hacia el borde inferior derecho para reducir el tamaño de la aplicación que tengas abierta permitiéndote tener varias aplicaciones a la vez en la pantalla. Además puedes minimizar esta aplicación para que te aparezca un pequeño círculo con la aplicación minimizada. Útil y sencillo.

A veces sí que podemos apreciar un tiempo de respuesta ligeramente más alto de lo normal al realizar una transición entre diferentes aplicaciones, pero pasa pocas veces y la diferencia es mínima.

Otro apartado destacable llega con el teclado. Y el teclado del Samsung Galaxy S6 Edge es realmente bueno. Además de recordar las palabras que utilizamos, el teclado funciona de forma precisa.

El Galaxy S6 Edge no viene con Swiftkey preinstalado, y ni falta que le hace. El teclado nativo de Samsung cumple perfectamente con su misión, por lo que en este aspecto vamos más que servidos sin necesidad de utilizar teclados ajenos.

Como viene siendo habitual en los terminales de Samsung, el Galaxy S6 Edge no incluye radio FM. Es una cosa que no entiendo. ¿Tanto le cuesta a Samsung incluir una radio FM en sus teléfonos? No es lo mismo utilizar una radio descargada que, además de emitir con cierto retraso en la señal, tiene el consecuente consumo de datos.

Un sensor de huellas dactilares digno del mejor teléfono Android

Samsung ha aprendido de sus errores. El sensor de huellas dactilares del Samsung Galaxy S6 Edge no se parece en nada al del Galaxy S5. En este caso el sensor biométrico funciona de forma perfecta, reconociendo rápidamente las huellas que previamente hayamos guardado con tan solo colocar el dedo encima del botón de inicio.

En el vídeo podéis comprobar que cuando utilizo alguno de los dedos que previamente he vinculado, el sensor de huellas dactilares del Samsung Galaxy S6 Edge reconoce mi huella desde cualquier dirección. ¿Y si alguien os coge el teléfono? Tranquilos que tras varios intentos el teléfono se bloquea y solicita una clave que previamente hemos puesto.

Ahora que los lectores de huellas dactilares se están poniendo tan de moda podemos afirmar que Samsung ha dado en el clavo para ofrecer una solución que pueda plantar cara al iPhone 6 de Apple o cualquier dispositivo Android que cuente con un sensor de este tipo.

La cámara del Samsung Galaxy S6 Edge hará las delicias de los amantes de la fotografía

Samsung Galaxy S6 Edge (14)

La cámara es uno de los puntos fuertes del Samsung Galaxy S6 Edge. Ya hemos hablado de ello en varios artículos en los que hemos mostrado las diferencias entre la cámara del Samsung Galaxy S6 Edge y la cámara del iPhone 6 Plus, y tras un mes con el Galaxy S6 Edge no podría estar más contento.

Para empezar Samsung ha incluido un sistema de acceso rápido a la cámara: tan solo tenemos que pulsar dos veces el botón de inicio para que se abra la cámara. Rápido y efectivo. La velocidad a la que captura las imágenes es realmente rápida, incluso en condiciones en las que la lente tiene que capturar la máxima luz posible antes de realizar una fotografía.

Su multitud de modos nos ofrece un abanico de posibilidades; ¿quieres una selfie retocada? El modo belleza del Galaxy S6 Edge promete unas imágenes reales pese al retoque, nada que ver con los terminales chinos que lo único que hacen es aumentar el tamaño de tus ojos de forma desproporcionada.

El modo para grabar vídeos a cámara lenta ofrece un rendimiento espectacular, permitiendo grabar secuencias y editar desde el mismo móvil qué parte del vídeo reproducir a cámara lenta y a qué velocidad.

Incluso haciendo fotografías nocturnas he notado que la cámara del Samsung Galaxy S6 Edge va un paso por delante de sus competidores. Podemos llegar a la conclusión de que en el apartado de la cámara el Samsung Galaxy S6 Edge no tiene rival.

Conclusiones y opinión tras utilizar durante un mes el Samsung Galaxy S6 Edge

Samsung Galaxy S6 Edge (9)

Samsung ha hecho un trabajo excelente. El fabricante coreano necesitaba un producto que hiciera recuperar la confianza con sus clientes. Y sin duda el tanto el Samsung Galaxy S6 Edge como el Galaxy S6 han sido un acierto total.

Por mi trabajo he tenido cientos de teléfonos en mis manos y esta ha sido la primera vez que tengo un primer espada de Samsung con unos acabados de esta calidad, además de un rendimiento excepcional, la mejor cámara del mercado y un Touchwiz mucho más funcional.

Y si tenemos en cuenta la reciente rebaja en el precio de ambos terminales, si buscas un teléfono premium y duradero, el Samsung Galaxy S6 Edge no te decepcionará.  Eso sí, si utilizas mucho servicios como Spotify, que requieren almacenar muchos datos en tu teléfono, mejor busca el Samsung Galaxy S6 Edge de 64 GB, que cuesta 799 euros. Y esos 100 euros pueden marcar la diferencia.

Ofertas en móviles y smartwatches
¿Buscas móvil nuevo o un smartwatch? No te pierdas estas ofertas! Podrás escoger tu móvil según el precio, tamaño de pantalla o marca para que escojas el que mejor se adapta a tus necesidades.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *