Protector de pantalla de hidrogel o cristal templado ¿Cuál es mejor?

pantalla rota

Antes de que la llegada de los smartphones, la mayoría de los usuarios que estrenábamos un nuevo smartphone, optábamos por proteger la pantalla (de plástico) con el plástico que incluía el fabricante en la pantalla, ya que se no existía la necesidad actual de proteger las delicadas pantallas de los smartphones actuales.

Sin embargo, conforme los smartphones fueron sustituyendo a featured phones, se creó la necesidad de proteger las pantallas con algo más que un simple plástico, que a primeras de cambio, comenzaba a desprenderse. Si hablamos de protectores de pantalla, tenemos que hablar, principalmente de hidrogel y cristal templado. Pero ¿Cuál es mejor?

¿Es necesario utilizar un protector de pantalla?

pantalla rota

Todos los smartphones lleva una capa de protección sobre el cristal destinada a protegerlo de roces y arañazos, protección que no evitará que cuando se te caiga el smartphone, acabe rompiéndose la pantalla.

La tecnología de protección de pantalla más popular entre los fabricantes, es la que nos ofrece Gorilla Glass, pero no es la única, siendo Dragontrail otra de las alternativas aunque mucho menos prodigadas entre los fabricantes de smartphones.

Al final da igual la tecnología que haya utilizado el fabricante para proteger la pantalla, siempre acaba rayándose a las primeras de cambio, ya sea por guardarlo en el bolsillo con las llaves, llevarlo en la mochila o bolso con otras cosas, ante un simple roce que parece inofensivo…

Da la sensación que realmente la tecnología que se implementa en las pantallas para protegerlas no existe o realmente avanza a pasos muy lentos, tan lentos que tienen que pasar décadas para que podamos ver los resultados.

Obviamente, esto no sucedería si los fabricantes utilizarán cristales de zafiro (aunque fuera artificiales como los que se emplean para proteger las lentes de las cámaras de algunos fabricantes como Samsung y Apple). El problema, es que el precio del dispositivo se encarecería muchísimo.

Además, el cristal de zafiro es mucho más resistente a roces y arañazos pero no a golpes, por lo que al final, ante cualquier caída accidental, el cristal de la pantalla también acabaría rompiéndose.

¿Cuál es la solución?

La única solución que tenemos a nuestra disposición para proteger la pantalla de nuestro smartphone pasa por gastar más dinero en un protector de pantalla.

Este protector de pantalla soportará el primer impacto que reciba el terminal y, dependiendo del material con el que esté construido, evitará o no transmitir el golpe a la pantalla.

Los protectores de pantalla más utilizados son de cristal templado (aunque en la mayoría de ocasiones es una lámina de cristal) y de hidrogel. También podemos encontrar protectores de pantalla mucho más económicos que no son más que láminas de plástico.

¿Qué es mejor para proteger la pantalla?

¿Protector de hidrogel? ¿Protector de cristal templado? A esta y otras preguntas, os respondemos a continuación.

Lo primero que debemos analizar antes de comprar un tipo de protector u otro es el uso que hacemos de nuestro dispositivo y a que tipo de golpes puede esta expuesto, ya que cada protector ofrece un tipo de protección diferente.

Protector de pantalla de cristal templado

Cristal templado

La principal función de los protectores de pantalla de cristal templado es proteger la pantalla de rayaduras y roces principalmente. Al ser un cristal, si el terminal se cae sobre la pantalla, el protector se romperá y, dependiendo de ángulo de caída, es probable que también se rompa la pantalla.

Esto es debido a que al tratarse de un material no maleable, traslada el impacto del golpe a la pantalla, como si no estuviéramos utilizando ningún protector.

Estos protectores, dependiendo del fabricante, pueden cubrir toda o únicamente la parte central de la pantalla, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de comprar el modelo que más parte de la pantalla cubra.

Si nuestro smartphone tiene la pantalla curva en los laterales, este tipo de protectores puede que no sean una buena idea si no utilizamos además, una funda protectora con los bordes ligeramente por encima del cristal.

De esta forma, si el terminal cae de lado, evitaremos que la pantalla pueda tocar en algún momento el suelo y romperse. En Amazon podemos encontrar protectores de cristal templado por entre 5 y 10 euros, y en la mayoría de los casos, suelen llevar dos.

Dependiendo del uso que hagas del terminal y de la calidad del protector, si te duran tan solo unas semanas, puedes optar por recurrir a AliExpress y comprar paquetes de 10 o más unidades e ir reemplazándolos conforme se te vayan rompiendo.

Protector de pantalla de hidrogel

protector pantalla hidrogel

Mientras que los protectores de pantalla de cristal templado están diseñados para proteger la pantalla de rayaduras y roces, los protectores de pantalla de hidrogel están diseñados para proteger la pantalla de golpes.

Los protectores de pantalla de hidrogel son una capa de un material similar a la siliciona que amortigua los golpes que reciben la pantalla sin trasladarlos a la pantalla, de ahí que estén diseñados para proteger la pantalla de golpes y no de rayaduras y roces.

Si la pantalla entra en contacto con un objeto puntiagudo, como por ejemplo unas llaves, la pantalla no se rayará pero el protector mostrará una marca que con el tiempo, se puede hacer más grande provocando que la funda empiece a despegarse.

El precio de estos protectores de hidrogel es similar al de los de cristal templado, por lo que el precio no es una excusa para no optar por este tipo de protectores.

Como he comentado, al principio, a la hora de elegir un tipo de protector u otro, lo mejor es analizar el uso que hacemos de nuestro smartphone, como lo transportamos, si se nos cae habitualmente, si lleva funda…

Protector de pantalla de plástico

protector de pantalla plástico

La única función que tienen los protectores de pantalla es la de evitar que tengamos sacar la escoba cuando la pantalla de nuestro smartphone se ha roto en mil pedazos.

Este tipo de protectores no ofrecen ningún tipo de resistencia a la caídas, por lo que es lo mismo que si no utilizamos ningún tipo de protección. Protege muy ligeramente de los roces y rayaduras y con el tiempo, siempre acaban levantándose de los laterales y despegándose.

Cómo evitar que se rompa la pantalla del móvil

Utilizar una funda

Suponiendo que todo el mundo tiene el suficiente conocimiento como para tratar de forma adecuada una smartphone, uno de los primeros consejos que debemos seguir es utilizar una funda para proteger el dispositivo.

En el mercado hay todo tipo de fundas, desde fundas muy ligeras y apenas apreciables a la vista, hasta fundas que ofrecen una seguridad casi militar al dispositivo. Si no te gusta utilizar fundas, el peligro de rotura de la pantalla estará a la orden del día.

Tipos de fundas

funda de plástico

A la hora de elegir una funda, debemos tener en cuenta el material con el que está fabricado. Aunque en la mayoría de los casos, están utilizan el plástico y piel (aunque estas son más caras) cada vez es más habitual encontrar materiales como aluminio o madera. 

Estas fundas quedan muy bien estéticamente pero son un peligro para la integridad del terminal, ya que no absorben los impactos de la misma forma que lo hace el plástico o la piel.

Materiales de construcción de los smartphones

En la actualidad, la mayoría de smartphones de gama media y alta, han dejado de utilizar el plástico en el recubrimiento del dispositivo para utilizar aluminio o incluso cristal para ofrecer un acabo más premium.

El plástico está constituido por diferentes compuestos orgánicos que tienen la propiedad de ser maleables, al igual que el aluminio, de forma que ante cualquier impacto absorben parte del golpe sin trasladarlo al interior.

Sin embargo, el plástico es mucho más maleable que el aluminio, de forma que si el dispositivo está fabricado con plástico en su exterior, al sufrir una caída, este absorberá la práctica totalidad el impacto sin que afecte al resto de componentes que encontramos en su interior además del cristal.

Sin embargo, con el aluminio, al ser una material menos maleable en comparación con el plástico, al sufrir una golpe fuerte, trasladara gran parte del impacto al interior, siendo la pantalla uno de los primeros componentes que recibirán ese impacto y acabarán rompiéndose.

Los primeros teléfonos móviles que llegaron al mercado, estaban fabricados en su exterior con plástico, por lo que ante cualquier caída, este amortiguaba el golpe y el terminal seguía funcionando sin problemas (después de volver a colocar la batería en su interior junto con la tapa, ya que era único elemento que se desprendía durante el golpe).

Utilizar una funda con arnés de seguridad

Funda con arnés

En los últimos años, se han popularizado las fundas que integran un sistema de sujeción al cuello o a los pantalones, para evitar que ante cualquier movimiento, el smartphone acabe cayendo al suelo.

Este tipo de fundas, nos permiten tener siempre a mano nuestro smartphone, por lo que si eres de esos usuarios que se pasa el día mirando el móvil, es una excelente opción a tener en cuenta.

Utilizar protectores de pantalla

Como he comentado en este artículo, antes de comprar un protector para la pantalla de nuestro smartphone, el uso que hacemos de nuestro terminal, como lo transportamos, a que elementos o acciones que pueden afectar a su integridad.

Cada protector de pantalla tiene una función diferente, por lo que si quieres evitar que la pantalla de raye, deberás optar por un cristal templado mientras que si quieres que se rompa, la mejor opción es un protector de pantalla de hidrogel.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.