¿Problemas con tu smartphone? Te damos soluciones

problemas con el smartphone

Es posible que nunca antes hayas dado tanto uso a tu smartphone como en éstas últimas semanas de confinamiento doméstico. Tantas horas al día en casa y tanto tiempo libre hacen que «abusemos» del uso de nuestros móviles hasta el punto de agotar la batería mucho antes de lo habitual. A más uso, más consumo de batería es lo normal. Pero si además de mayor consumo de batería tu smartphone se bloquea, se ralentiza o se calienta, puede que algo no vaya bien.

Juegos, redes sociales, videollamadas y hasta teletrabajo en ocasiones hacen que estemos todo el día con el teléfono entre las manos. Algo casi normal dada la situación que estamos viviendo actualmente. Pero si nuestro teléfono comienza a comportarse de forma extraña y a no funcionar con normalidad, este uso tan elevado que hacemos durante éstos días puede provocarnos algún que otro momento de cabreo.

Tu smartphone va lento por varias razones

Son muchas las razones por la que nuestro teléfono puede ir lento o incluso fallar. Malas costumbres de uso, saturación de la memoria o aplicaciones que consumen muchos recursos actuando incluso en segundo plano. Mal momento para que el teléfono no funcione a peno rendimiento, ¿verdad? Hoy vamos a explicarte algunas circunstancias que pueden provocar éstos fallos, y también como podemos solucionarlos.

El teléfono móvil es, sin lugar a dudas, el aparato electrónico que más usamos a diario. Por eso, cuando éste falla nos afecta mucho más que cualquier otro. Para que nuestros móviles fluyan y funcionen como deben, sigue éstos pequeños consejos. Ahora más que nunca necesitamos que nuestra herramienta de comunicación y también de ocio esté a pleno rendimiento.

¿Desde cuando no apagas tu smartphone?

apagar smartphone

Está claro que usamos el teléfono móvil durante todas las horas del día que estamos despiertos. Y lo usamos para casi todo, incluso cuando nos vamos a la cama para terminar de escuchar ese podcast que tanto nos gusta. O para ponernos música relajarte y que nos entre ese sueño profundo que tanto nos gusta.

El caso es que si usas el teléfono en la cama y lo dejas cargando de noche, es casi seguro que tampoco lo apagues. Y si ésta es una costumbre diaria, piensa cuanto tiempo lleva el teléfono funcionando sin que lo apagues una sola vez. Usar el «modo avión», o el «modo no molestar» no sirve para que el dispositivo descanse.

Está bien que al menos una vez cada dos o tres días, si no tienes costumbre de hacerlo a diario, apagues por completo el teléfono y lo dejes «reposar» unos minutos. El teléfono activo durante tantos días seguidos puede provocar una saturación de la memoria caché, entre otras cosas, y esto a su vez puede provocar falta de fluidez. Apagar el teléfono más a menudo es bueno, y puede que ésta práctica se note en una mayor fluidez en el uso.

Almacenamiento y memoria disponible

limpiar memoria

Uno de los quebraderos de cabeza, sobre todo para los que usan smartphones más económicos o más antiguos suele ser la capacidad de almacenamiento. Cuando llevamos varios años usando un mismo dispositivos es normal que la memoria se llene por completo en más de una ocasión. Tener casi al límite la capacidad de memoria del dispositivo hace que el procesado de datos resulte más lento.

Es conveniente de vez en cuando dar un repaso a los archivos, fotos y aplicaciones que tenemos en el teléfono. A buen seguro que una gran parte de las fotos y archivos que contienen nuestros smartphones son «borrables». Y respecto a las aplicaciones, es fácil, si hay alguna aplicación en el teléfono que hace más de una semana que no usas no es esencial.

Borrar fotos, archivos obsoletos o inservibles y desinstalar aplicaciones que no necesitamos es algo que puede hacer que tu teléfono recupere fluidez. Incluso que se recaliente menos o se llegue a colgar. Para las fotos, siempre puedes contar con Google Fotos. Sube todas tus fotos a la aplicación y disfrútalas allá donde quieras pero sin ocupar espacio en tu teléfono.

Está demostrado que un teléfono con memoria RAM disponible y capacidad de almacenamiento libre tiene mayor solvencia para realizar cualquier tarea. Usar los servicios de Google también para guardar archivos a través de Google Drive también pueden hacer que recuperes memoria ocupada. En cuanto realices ésta «limpieza» en tu smartphone notarás un funcionamiento más «fino».

¿Tu batería dura menos que antes?

batería baja

Es normal que una batería con dos (o más) años de uso se deteriore y vaya perdiendo capacidad de carga. Por esto con el tiempo va durando menos. El porcentaje de carga puede estar al 100% pero ello puede dar lugar a confusión. Aunque nuestra batería de un smartphone de dos años esté al 100% de carga no cuenta ya con ese porcentaje de capacidad.

El indicador del porcentaje de batería que nos muestra nuestro smartphone se refiere al nivel de carga con la que cuenta. Cuando nuestras baterías comienzan a perder capacidad de carga podemos tomar algunas medidas que nos ayudaran a estirar su autonomía. Es sencillo averiguar cuales son las aplicaciones que más batería consumen en nuestro móvil.

Sin necesidad de buscarlo, casi con total seguridad, las aplicaciones que mas batería consumen son las relacionadas con redes sociales. Facebook es una de las grandes devoradoras de batería. Su actividad en segundo plano consume activamente batería aunque no la estemos viendo en pantalla y puede suponer hasta un 30% diario del consumo.

Una de las opciones más «radicales» sería desinstalarla directamente y acceder a nuestro perfil a través del navegador. Algo un tanto incómodo y que podría hacernos perder tiempo, aunque podríamos configurar el acceso a nuestro perfil entre los favoritos, etc. La opción ideal es instalar las versiones reducidas que existen donde, a costa de limitar funcionalidades que seguro que no usas todos los días, ocupar mucho menor espacio en el smartphone y reducir notablemente el consumo de batería.

 Restaura tu smartphone a ajustes de fábrica

ajustes fabrica

Restaurar tu teléfono a los ajustes de fábrica es una de las acciones que mejor efecto surge. Son tantas las Apps que vamos descargando, los datos que se acumulan, archivos que se guardan en lugares donde luego no sabemos borrar… Hacer un «reset» completo al smartphone, sin lugar a dudas, le devolverá esa velocidad y energía que tenía cuando lo estrenaste. No podemos esperar de un teléfono con más de dos años que responda del mismo modo que uno actual, pero la mejora será radical si no lo has hecho nunca.

Para muchos oír hablar de una restauración a los ajustes de fábrica les suena a laberinto. Nada más lejos de la realidad. Teniendo en cuenta unas cuantas cosas, podrás hacerlo de forma sencilla y sin perder nada que consideres importante. Lo primero será realizar una copia de seguridad de tu dispositivo. Para ello tenemos varias opciones aunque la que ofrece Google nos parece la más cómoda. Puedes realizar desde los ajustes de tu dispositivo una copia de seguridad en Google que al reiniciar desde ajustes de fábrica tu dispositivo podrás recuperar.

La verdad es que los servicios de Google nos echan un buen cable a la hora de realizar ésta tarea. Poder guardar una copia de seguridad incluso con las Apps que tenemos instaladas facilita muchísimo el proceso. Guardar las fotos en Google Fotos, los archivos e incluso la copa de seguridad de WhatsApp en Google Drive, y tener sincronizado con tu cuenta de Google los contactos harán que borrar por completo todos los datos de tu teléfono no resulte un proceso traumático.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.