Por qué mi móvil no carga la batería

Modo ahorro de energía

Muchos son los problemas que pueden afectar el funcionamiento de un móvil, siendo los relacionados con la pantalla y la batería los más importantes y, a su vez, peligros, ya que dejan completamente inutilizado el dispositivo sin posibilidad de interactuar con él.

En este artículo, nos vamos a encontrar en cuáles son los motivos por los que nuestro móvil no carga y cómo podemos solucionarlos. Podemos agrupar en 6 las causas principales por los que nuestro móvil no carga. Si quieres conocerlas, te invito a que sigas leyendo.

Limpiar el puerto de carga

Limpiar el puerto de carga

La suciedad y en especial la pelusa que se puede crear en nuestro bolsillo, mochila o bolso donde llevamos habitualmente nuestro smartphone es el enemigo número 1 de los puertos de carga de cualquier smartphone.

Da igual que si utilizamos una funda para proteger el dispositivo de golpes, ya que el puerto de carga, al igual que el jack de auriculares, siempre está al descubierto, sin ningún tipo de protección.

En Amazon podemos encontrar protectores para evitar que el puerto de carga se llene de suciedad. El problema es que, a las primeras de cambio, siempre acabamos cansándonos de él y acabará en algún cajón si no decidimos cambiar al método de carga inalámbrica, siempre y cuando esté disponible en nuestro dispositivo.

Lo primero que debemos hacer para averiguar cuál es el motivo por el que nuestro dispositivo no carga es pegarle un vistazo al puerto de carga. Nunca está de más soplar de forma intensa sobre el orificio para eliminar cualquier resto de polvo o suciedad que se encontrar en su interior.

Además, también podemos utilizar un bastoncillo de la limpiar las orejas para asegurarnos de no dejar ningún tipo de elemento que pueda afectar a la conexión del cable de carga con los conectores del dispositivo.

Si aun así, vemos todavía queda algo de suciedad en su interior, podemos utilizar con palillo de los dientes, pero con mucho cuidado para no dañar el conector.

El cargador no funciona

Cargador regleta original

Aunque es poco probable, la posibilidad de que el cargador que utilizamos habitualmente para cargar la batería de nuestro móvil deje de funcionar es una posibilidad. Comprobar si el cargador que utilizamos ha dejado de funcionar es tan sencillo como probar ese cargador con otros dispositivos.

Si el cargador funciona, es probable que el motivo por el que nuestro smartphone no carga, lo encontremos en un problema con el conector de carga, del que vamos a hablar más adelante.

Pero, si tras probarlo en otro dispositivo, este tampoco funciona, podríamos asegurar al 99% y sin temor a equivocarnos, que el problema de carga se encuentra en el cargador y no en nuestro dispositivo.

El cable de carga no funciona

cable usb-c a usb-a

Mientras que es poco probable que el cargador de un smartphone deje de funcionar, que el cable de carga deje de funcionar es más habitual de lo que podría parecer en un principio. No todos los cables USB-C y microUSB nos permite cargar y transferir contenido.

Los cables de mala calidad tipo USB-C, son más susceptibles a dejar de funcionar con el tiempo. Además, ofrecen un tiempo de carga mucho más elevado que el que nos puede ofrecer el cable de carga original que incluye el fabricante o uno de calidad.

Si hablamos de cables microUSB, tenemos dos tipos. Por un lado, nos encontramos los cables que incorporan un concentrador en forma cilindro en una de sus partes. Este cilindro permite que la electricidad pase de forma más homogénea y asegura que la carga del dispositivo se realiza de una forma más efectiva.

También nos podemos encontrar cables sin ese cilindro, sobre todo en los móviles más antiguos. Si tienes un móvil antiguo con un cable de carga que no incluye ese cilindro, deberías conseguir uno para asegurarte que el proceso de carga de realiza correctamente.

El puerto de carga está suelto

Xiaomi Mi 9 USB C

Con la adopción por parte de la mayoría de los fabricantes del puerto USB-C, por fin se ha acabado el problema de todos los días al tratar de cargar nuestro móvil.

Antes de la llegada de la conexión USB-C, la mayoría de los teléfonos incluía un puerto de cargar microUSB, un cable que no es reversible por lo que únicamente podemos conectarlo al dispositivo de una forma. Solo hay una única forma de conectarlo, no como sucede con las conexiones USB-C.

Con el tiempo, al tratar de conectar el cable microUSB al dispositivo para cargarlo, la presión que ejercemos sobre el puerto de carga va creando una holgura en los conectores con la placa y al final, este se suelta y no hace buen contacto para que, al conectar el cable, de comienzo automáticamente el proceso de carga.

Para comprobar si el puerto de carga ha cogido holgura, debemos conectar el cable y moverlo ligeramente, para ver si damos con el punto exacto que permite a este conectar hacer buen contacto e iniciar el proceso de carga.

Si es así, la única solución posible es reemplazar el puerto de carga en un servicio técnico. Esta reparación es relativamente sencilla en la mayoría de los casos, por lo que no te costará mucho dinero, siempre y cuando no acudas al servicio técnico oficial.

Utilizar la carga inalámbrica si está disponible

Cargador Qi

Si el problema que presenta tu móvil se encuentra en el puerto de carga, una solución más que aceptable si tenemos un cargador inalámbrico en casa y nuestro terminal es compatible, es utilizarlo como único método para cargar nuestro dispositivo.

En Amazon podemos encontrar cargadores inalámbricos a partir de 10 euros, siendo una solución mucho más económica que reemplazar el conector de carga de nuestro dispositivo en cualquier servicio técnico.

La batería ha pasado a mejor vida

batería hinchada

Para comprobar si la batería de nuestro dispositivo ha finalizado completamente su ciclo de vida tenemos dos opciones:

  • Conectar el cargar y esperar a que se encienda la pantalla.
  • Conectar el cargador y esperar a que se encienda un led del dispositivo.

Cuando ponemos a cargar nuestro dispositivo, este nos tiene que informar de algún modo que ha comenzado el proceso de carga.

Si la pantalla de nuestro móvil no se enciende o no se muestra ningún led encendido, significa que la batería de nuestro dispositivo ha muerto definitivamente.

La única solución que nos queda es reemplazar la batería, un proceso que podemos hacer en un servicio técnico oficial si queremos mantener la garantía del fabricante o bien optar por un servicio técnico de nuestro barrio.

Esta última es la opción ideal cuando nuestro dispositivo ya no se encuentra en período de garantía oficial.

Si la batería se ha hinchado (lo notaremos porque la parte trasera del dispositivo no está perfectamente encajada), pero sigue funcionando, es un claro síntoma de que esta está a punto de morir. Cuanto antes la reemplacemos, mejor ya que, además, evitaremos que esta pueda explorar mientras lo utilizamos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.