Los accesorios para selfies ya existían en 1995 (y eran considerados inútiles)

accesorios selfies

A día de hoy cuando hablamos de los autorretratos hemos dejado de utilizar esa palabra que nos parece tan antigua para pasar a usar el término en inglés selfie. De hecho, la RAE la ha aceptado como válida y se ha convertido en uno de los términos que han marcado el 2014. Pero como casi siempre ocurre, cuando uno rebusca en la historia, se encuentra con que lo que es tan moderno y actual puede que no lo sea tanto. Y ese es el caso curioso que te queremos contar hoy en nuestro blog. Si los teléfonos han sido los grandes protagonistas de las fotografías selfies, y además en alguna ocasión nos hemos vistos negros para tomarnos uno y que salga bien, el invento del que te hablamos hoy podría haber sido una buena idea ya por la década de los 90, pero pasó sin pena ni gloria.

Lo que ves en la imagen anterior se corresponde con uno de los muchos inventos inútiles recogidos en un libro de inventos inútiles que se publicó nada menos que en 1995 y que entre sus fotografías mostraba un accesorio que a día de hoy no solamente tiene gran peso, sino que se comercializa en diferentes modelos por distintos fabricantes. No es más que un palo en el que se coloca la cámara para sostenerla y poder hacer por aquel entonces un autorretrato; a día de hoy un selfie.

¿Cómo es posible que ya en 1995 se pensase en algo similar, y sobre todo, cómo es que a día de hoy se ha copiado esa idea transformándola de aparecer en un libro de inventos inútiles a ser parte de un uso y abuso de las fotografías que nos tomamos a nosotros mismos? En realidad, la llegada de los terminales móviles ha sido la culpable de que los selfies tengan más sentido ahora que nunca. Solo hay que imaginarse un invento semejante en la década de los 90, con los equipos que por aquel entonces existían y el poco uso que se le podría dar. A no ser que se cargase una maleta llena de cosas para llevar a cabo la foto, era muy difícil que se pudiese tomar. Así que en ese sentido, perdía toda su razón de ser. A día de hoy, con los móviles que nos acompañan a todos lados, vemos cómo las cosas son diferentes, y sobre todo, nos encontramos con que los accesorios han ganado en ligereza y algunos de ellos pueden doblarse para guardarse en cualquier lado.

Sin embargo, me gustaría ir un poco más allá a la hora de juzgar lo que antes fue considerado, al menos por ese libro japonés publicado en 1995, un invento inútil. Y es que quizás las buenas ideas no solamente dependan de cuán buenas son, sino de cuándo nacen como tal y las necesidades que cumplen. En los años 90 no teníamos la necesidad de sacarnos las fotos de hoy en día porque lo digital apenas tenía cabida, y las redes sociales que hoy fomentan nuestra afición a la fotografía no estaban tan presentes. Así que quizás esos inventos que a día de hoy podríamos encontrarnos como poco prácticos, se conviertan, como en el caso que te hemos comentado a día de hoy en el invento perfecto del futuro. ¿Se te ocurre alguna idea que podría triunfar si llegase a desarrollarse algo diferente en los próximos años?

Ofertas en móviles y smartwatches
¿Buscas móvil nuevo o un smartwatch? No te pierdas estas ofertas! Podrás escoger tu móvil según el precio, tamaño de pantalla o marca para que escojas el que mejor se adapta a tus necesidades.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de Android

Suscríbete

Categorías

Noticias

Cristina Torres

Licenciada en Publicidad y RR.PP. Actualmente me dedico al mundo blogger y a la organización de eventos. Apasionada de internet y las nuevas... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *