Cómo saber si ha llegado el momento de cambiar de teléfono Android

¿Cómo sé cuándo me tengo que cambiar de teléfono? Es una pregunta que seguro a más de uno le ha surgido en alguna ocasión. Por suerte, la respuesta suele estar en nuestro propio teléfono Android. Ya que con el paso del tiempo, el teléfono nos va dando algunos indicios que son claros síntomas de que ha llegado el momento de cambiar de smartphone. Y son más fáciles de identificar de lo que muchos piensan.

Por eso, a continuación os dejamos con estos indicios que nos advierten de que se acerca el momento de buscar otro teléfono Android. Lo que supone empezar a consultar nuevamente lo que hay en el mercado o los aspectos a tener en cuenta.

Falta de espacio

Uno de los problemas más frecuentes a los que nos enfrentamos cuando nuestro smartphone Android tiene ya un tiempo. Vas a notar que hagas lo que hagas, siempre te acabas quedando sin espacio en el teléfono. Incluso aunque recurras a diversos métodos para liberar espacio, el teléfono se vuelve a quedar sin él al cabo de poco tiempo.

Esto es algo que puede ocurrir por muchos motivos. Las aplicaciones pueden ser muy pesadas, especialmente tras actualizaciones. También hay que tener en cuenta que hay usuarios que tienen dispositivos con un espacio de almacenamiento reducido, de unos 8 o 16 GB en algunos casos. Esto limita mucho las posibilidades de la memoria.

Funciona lento

Incluso aunque sigamos consejos con los que ayudar a nuestro teléfono Android a mantenerse estable en todo momento, llega un momento en el que funciona lento. Esto es algo que seguro os pasado en alguna ocasión. Se nota una clara ralentización en el funcionamiento del dispositivo. Se queda pensando a la hora de llevar diversos procesos a cabo, y en más de una ocasión es posible que se quede pillado por completo.

Esto es evidente si incluso cuando llevamos tareas cotidianas a cabo notamos que el teléfono funciona lento. Si para abrir una app que usamos con frecuencia, o simplemente en el navegador ya nos da problemas, suele ser un claro síntoma. Hay ocasiones en los que un funcionamiento lento puede estar relacionado con la falta de espacio, pero si has liberado espacio o no tienes demasiado espacio ocupado, entonces ya sabemos que es cosa del sistema.

Duración de la batería

La batería de tu teléfono Android tiene una vida determinada. Además, con el propio uso del teléfono y los ciclos de carga, se va generando un desgaste en la misma. Algo que provoca que haya una reducción en su autonomía. Si tu teléfono tiene ya un tiempo, es algo que muy probablemente vayas a notar. Verás que la batería te dura muy poco tiempo.

Pese a que recurras a trucos para aumentarla, no lograrás que esto cambie. Además, aunque sigas los consejos para mantener la batería en las mejores condiciones en todo momento, acaba siendo inevitable que surja algún desgaste y su capacidad vaya disminuyendo. En muchos teléfonos tenemos la posibilidad de cambiar la batería. Aunque en función de la antigüedad del teléfono y el coste, hay casos en los que te compensa comprarte un nuevo smartphone Android.

Versión antigua de Android

Otro de los indicios más claros de que nuestro teléfono Android se encuentra antiguo puede ser que la versión que tengamos haya quedado algo desfasada. En la actualidad nos encontramos en plena transición entre Oreo y Pie. Oreo está a punto de ser ya la versión más usada en el mercado, puede que en un mes ya lo sea.

Por otro lado, una manera de saber si tu versión está anticuada es si has dejado de recibir actualizaciones. La mayoría de marcas en Android suelen dar dos años de actualizaciones, aunque hay teléfonos que solo obtienen una actualización del sistema operativo. Si ya has dejado de tener actualizaciones, es un claro síntoma de que el fabricante ya no te va a dar soporte.

Además, el usar una versión algo antigua de Android tiene otro problema. Ya que muchas aplicaciones dejan de dar soporte y compatibilidad. Por lo que con el paso del tiempo, no vas a poder usar algunas aplicaciones, como es el caso de Chrome, en tu teléfono. Algo que al final te obliga a ir buscando un nuevo smartphone.

Especificaciones anticuadas

Otra manera que podemos usar para saber si ha llegado el momento de comprar un nuevo teléfono Android, es comprobar las especificaciones del teléfono. Podremos ver las diferencias que tiene con otros dispositivos que nos encontramos en la actualidad en el mercado. Nos será de ayuda para poder ver esto.

Por ejemplo, el sensor de huellas es algo común en los teléfonos Android en la actualidad (ya esté en la trasera o integrado en la pantalla). Si tu smartphone no cuenta con uno, podemos ver que se ha quedado algo atrás en este sentido. También las cámaras son algo a tener en cuenta. Ha habido una gran mejora en este campo en el mercado.

Si nuestra cámara es mala, es un claro indicio de que no está a la altura de lo que hay en el mercado. Especialmente ahora que nos encontramos con muchos teléfonos con cámara doble en la gama media, como algo normal. Comprueba las especificaciones de tu teléfono y sabrás si merece la pena renovarlo o no. Podemos intentar que dure más tiempo, pero llega un momento en el que no funcionará más.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Ofertas en móviles y smartwatches
¿Buscas móvil nuevo o un smartwatch? No te pierdas estas ofertas! Podrás escoger tu móvil según el precio, tamaño de pantalla o marca para que escojas el que mejor se adapta a tus necesidades.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Categorías

Tutoriales

Graduado en Márketing de Bilbao, viviendo en Ámsterdam. Viajar, escribir, leer y el cine son mis grandes pasiones. Interesado en la tecnología, especialmente en teléfonos móviles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.