Historia de WhatsApp: origen, evolución y logros

Estoy completamente seguro de que la aplicación WhatsApp es conocida por todos vosotros. Se podría decir que es casi imposible encontrar a alguien que tenga un smartphone sin la app WhatsApp. En los últimos años se ha convertido en la aplicación para smartphones por defecto para chatear a tiempo real y, aunque ha tenido competidores muy duros, ha sabido llevar el éxito y seguir siendo líder en descargas.

A continuación vamos a repasar su historia y cómo su visión de negocio les ha llevado a ser uno de los negocios más rentables y de mas éxito de los últimos tiempos.

El origen de WhatsApp

Como ya comentamos en un artículo anterior, el primer Android que salió al mercado fue en 2008 de la mano del HTC Dream. Por aquellos entonces, las aplicaciones Android disponibles eran muy escasas y la personalización del SO de Droid no daba de que hablar. Oportunidad perfecta para los emprendedores con ideas y metas claras.

Primer smartphone con Android.

Primer smartphone con Android.

Aquí entran en juego Brian Acton y Jan Koum, dos extrabajadores de Yahoo! que decidieron emprender un viaje empresarial juntos. La oportunidad la vieron clara: Un nuevo sistema operativo para teléfonos inteligentes está emergiendo y las apps de Iphone se están expandiendo. Centrándose en estas dos realidades, decidieron idear una aplicación que cambiaría sus vidas.

En 2009 y tras un largo periodo de trabajo lanzaron WhatsApp para Iphone, un acrónimo de “What’s Up” (¿Qué pasa?, en inglés) y App. Como era de esperar, el mercado de las aplicaciones para IOS no estaba muy asentado y el éxito tras unos meses en funcionamiento no era el esperado. La primera aplicación de mensajería instantánea estuvo a punto venirse abajo para siempre cuando Korum quiso renunciar a WhatsApp. Menos mal que Acton le pidió que aguantara “unos meses más”, si no WhatsApp no existiría tal y como la conocemos hoy en día.

140220130930-t-whatsapp-founders-food-stamps-to-billionaires-facebook-00005917-620x348

Brian Acton y Jan Koum, creadores de WhatsApp.

La clave de que el servicio de mensajería triunfara fue gracias a Korum, que tuvo la genial idea de que los usuarios pudieran ver si la otra persona estaba o no conectada, las actualizaciones de estado y el popular doble check. Como siempre pasa en estas aplicaciones, si se dota de transparencia al servicio, los usuarios vienen en masa con la idea de que pueden “espiar” y cotillear al resto de personas.

Tan solo unas semanas después de que Korum decidiera irse y de la implementación de las actualizaciones anteriormente comentadas, la aplicación alcanzó los 250.000 usuarios. El gran avance sufrido en un periodo de tiempo tan corto hizo que los creadores se vieran obligados a cobrar por el servicio con el único fin de frenar la expansión. Si no toda la logística implementada hasta la fecha no daría abasto y el servicio se vendría abajo.

Casi en la cima

Una vez visto la gran importancia de la aplicación y el impacto en los usuarios, los creadores contactaron con distintos inversores y ampliaros sus servidores. De esta manera llegarían a más personas sin que la calidad del servicio se viera afectada.

La app no paraba y sus descargas aumentaron exponencialmente, sobre todo después de 2010 con la versión para Android. En 2011 se lanzó la versión para Windows Phone y la posibilidad de enviar fotos, aumentando los servicios disponibles para el usuario y llegando a todo el público.

Primera versión de WhatsApp para Android.

Primera versión de WhatsApp para Android.

Las redes sociales se vieron afectadas y el miedo se empezó a extender cuando en 2013 la aplicación ya contaba con 400 millones de usuarios. Ante el temor de perder usuarios, Facebook fue el primero en dar el paso y compró WhatsApp por 21.000 millones de dólares en febrero de 2014.

WhatsApp en manos de Zuckerberg

En cuanto el creador de Facebook compró WhatsApp realizó los cambios que tenía en mente. El doble check azul cayó del cielo sin que nadie supiéramos nada de él pero, como es lógico, la comunidad se quejó ya que no era una opción para el usuario, si no un cambio obligatorio para todos.

El equipo de Zuckerberg respondió rápido añadiendo nuevas opciones de configuración que permiten controlar la privacidad: marcar quién puede ver tu estado del perfil, desactivar el doble check azul, etc.

Aunque en 2012 el servició comenzó a utilizar encriptación, las claves podían ser leídas por terceros como la NSA. Facebook cambió las reglas del juego y en 2014 estableció un sistema de cifrado punto a punto, a través de la aplicación TextSecure de Open Whisper System. De esta forma las claves generadas no son conocidas por nadie, ni siquiera por WhatsApp.

Salto a la Web

Para facilitar a los usuarios el acceso a WhatsApp, Facebook creó el servicio Whats-App Web. Para acceder a este servicio no tienes más que ir al menú de WhatsApp para smartphone y elegir la opción WhatsApp Web. Más tarde solamente tienes que escanear con la cámara del terminal el código QR que aparece en la pantalla del ordenador y listo. Obviamente para poder usar este servicio el terminal tiene que estar conectado a Internet.

WhatsApp disponible en versión Web.

WhatsApp disponible en versión Web.

Cabe destacar que la versión web de WhatsApp actúa como espejo de la versión para smartphone. Es decir, solamente muestra mensajes. Ni almacena ni permite borrarlos desde la web.

Voz IP: Costes y competencia

Nada más comprar WhatsApp, Facebook prometió un servicio de voz IP a través de la app. La noticia caló tan hondo en la comunidad que, cuando el servicio comenzó a funcionar, tuvieron que establecer un sistema de invitaciones para evitar el colapso de la Red.

Como la aplicación de WhatsApp es universal y establecida en casi todos los lugares del mundo, las operadoras empezaron a bloquear los servicios de voz IP en sus tarifas más baratas con el fin de impedir su uso. De todos modos, es una gran idea que en la mayoría de las ocasiones sale más barato que contratar una tarifa de llamadas normal.

De media, un minuto de conversación a través del servicio de voz IP de WhatsApp consume unos 400 KB. haciendo cálculos, si tienes una tarifa que te ofrece 1GB de datos mensuales, podrás hablar unas 45 horas por WhatsApp al mes (asumiendo que solo usas la conexión de datos para eso).

Mejoras para el futuro

El próximo salto que el gigante de mensajería quiere dar son las videollamadas. Hay rumores de que WhatsApp ya lleva más de dos meses probando a fondo este servicio con el fin de ver si es viable o no.

No falta mucho para que podamos hacer videollamadas por WhatsApp.

No falta mucho para que podamos hacer videollamadas por WhatsApp.

También quiere ampliar el servicio de voz IP, extendiéndolo para las redes 2G (actualmente disponible para WiFi, 3G y 4G). Lo quieren conseguir comprimiendo aún más los datos en los que se transforma la voz, aunque se perderá calidad en la conversación.

Ofertas en móviles y smartwatches
¿Buscas móvil nuevo o un smartwatch? No te pierdas estas ofertas! Podrás escoger tu móvil según el precio, tamaño de pantalla o marca para que escojas el que mejor se adapta a tus necesidades.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *