Cómo detener aplicaciones en segundo plano

Es habitual que en nuestro teléfono Android se ejecuten aplicaciones en segundo plano. Aunque esto no es algo recomendable, básicamente porque están consumiendo recursos de forma inútil. Por eso, lo mejor en estos casos es detener estas aplicaciones que se ejecutan en segundo plano. Así evitamos que se consuman recursos de forma inútil en nuestro dispositivo Android.

En la actualidad tenemos varias maneras de poder detener estos procesos que se están ejecutando en segundo plano de una manera muy efectiva. Así nos podemos olvidar de ellos y evitar que consuman recursos si no las estamos usando. Os enseñamos cómo lograrlo a continuación.

Lo primero para poder saber si una aplicación se está ejecutando en segundo es acudir a las estadísticas de las aplicaciones. Aunque para poder ver determinados datos tenemos que tener las opciones de desarrollador activadas. Por tanto, lo primero que tenemos que hacer es:

  • Acudir a Ajustes > Información del teléfono. Allí tenemos que pulsar varias veces seguidas en el número de compilación. Al cabo de unos segundos nos saldrá una notificación en pantalla que nos dice que se han activado ya las opciones de desarrollador.
  • Acudimos de nuevo a Ajustes y allí dentro saldrá el nuevo menú de Opciones de desarrollador. Entramos en el mismo y una de las opciones que nos sale es la de Servicios en ejecución. En este apartado se puede ver cuánto tiempo llevan las aplicaciones ejecutándose y la cantidad de RAM que usan. Si acudimos al apartado de Batería en los ajustes vemos cuáles consumen más batería.

Detener aplicaciones en segundo plano

En la lista que hemos visto de estadísticas de proceso podemos ver cuáles son las aplicaciones en segundo plano que más recursos están consumiendo en nuestro teléfono Android. De manera que podemos decidir terminar estos procesos. Generalmente son juegos o reproductores de música los que más recursos consumen en segundo plano. Por lo que si no las vas a usar, lo recomendable sería terminar dichos procesos.

Lo más habitual es que debamos dejar aplicaciones o procesos de Google funcionando en segundo plano. Por eso NO hay que detener aplicaciones como Google Play, Play Store o el Administrador de cuentas de Google. Es importante que dejemos estas aplicaciones funcionar con normalidad.

Si ya tenemos claro qué aplicación o aplicaciones tenemos que detener porque están consumiendo demasiados recursos, tenemos varias opciones a la hora de terminar con dicho proceso. Ya que en Android hay varias maneras de terminar con las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano. ¿Qué podemos hacer?

Cómo detener aplicaciones en segundo plano en Android

Hay varias medidas posibles, todas ellas efectivas y de utilidad para los usuarios en Android. Por lo que es más cuestión de lo que os resulte más cómodo a vosotros para terminar con estos procesos. Pero todas ellas os van a ser e de ayuda en este caso.

En primer lugar podemos hacer uso de la opción Forzar Detención. Tenemos que acudir a Ajustes y dentro entramos al apartado de  Aplicaciones. Allí dentro tenemos que buscar la aplicación en cuestión y entramos en la misma. Nos encontramos con una opción de forzar detención. Simplemente tenemos que pulsar en la misma y así la aplicación deja de funcionar en segundo plano. Por lo que no consumirá recursos de forma inútil.

También podemos hacer esto desde la multitarea. Podemos detener una aplicación con deslizar su ventana hacia un lado. Si queremos entrar en la multitarea debemos pulsar el botón cuadrado de la barra de navegación. En otros teléfonos se puede acceder pulsando el inicio de forma prolongada. A continuación saldrá en pantalla todo lo que se está ejecutando. Simplemente hay que terminar el proceso de dicha aplicación arrastrando hacia uno de los lados de la pantalla.

Otra opción que podemos llevar a cabo es la desactivación e incluso la desinstalación de una aplicación. Si es una aplicación que no usamos y viene por defecto en el sistema, acudimos a la información de la propia app y en la parte superior derecha pulsamos en inhabilitar. También puede que queramos desinstalarla, aunque esto ya es más radical, en dicho caso, entramos en la información de la aplicación y tenemos la opción de desinstalarla.

Por último, tenemos ayuda de aplicaciones para esto. Greenify es una opción ideal en este caso. Lo que hace es poner aplicaciones que no estamos usando a hibernar. De forma que no hay aplicaciones en segundo plano consumiendo recursos de forma inútil. La podéis descargar aquí.

Greenify
Greenify
Developer: Oasis Feng
Price: Free
  • Greenify Screenshot
  • Greenify Screenshot
  • Greenify Screenshot
  • Greenify Screenshot
  • Greenify Screenshot
  • Greenify Screenshot

Limitar las aplicaciones en segundo plano

Otra posible solución a este problema es la de limitar el número de aplicaciones en segundo plano. Se trata de una opción que está disponible en las opciones de desarrollador. Tenemos que entrar en las mismas y bajar hasta el final. Allí nos encontramos con un apartado llamado limitar procesos en segundo plano. Cuando entremos en el mismo veremos que podemos elegir cuántas aplicaciones queremos dejar ejecutando de fondo.

Por tanto, podemos seleccionar el número. En este caso, Android nos suele dar varias opciones: 0, 1, 2, 3 o 4. Así que elegimos la cantidad deseada. Así hacemos un consumo más eficiente en el dispositivo.

 

Ofertas en móviles y smartwatches
¿Buscas móvil nuevo o un smartwatch? No te pierdas estas ofertas! Podrás escoger tu móvil según el precio, tamaño de pantalla o marca para que escojas el que mejor se adapta a tus necesidades.

Móviles libres de ofertaSmartwatches



Graduado en Márketing de Bilbao, viviendo en Ámsterdam. Viajar, escribir, leer y el cine son mis grandes pasiones. Interesado en la tecnología, especialmente en teléfonos móviles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.