Tegra 3, sus secretos para ahorrar batería

No hay nada que podamos hacer, los fabricantes se encuentran en una guerra de hardware, y los cuatro núcleos van a llegar como una gran invasión a nuestros futuros dispositivos. Así que vamos a profundizar en algunas de sus innovaciones más desconocidas con el objetivo de ahorrar batería y recordaremos lo que es capaz de ofrecer esta nueva iteración del procesador fabricado por NVIDIA.

Tegra 3, mejorando lo pasado

 

Según los detalles que hemos podido conocer en los últimos días, durante la fabricación del nuevo chip no se han olvidado de uno de los mayores problemas de los dispositivos móviles que, como no podría ser de otra manera, es la escasa duración de la batería. Sabemos que NVIDIA está realizando un buen negocio con su tecnología Tegra y actualmente están desarrollando un monstruo capaz de realizar demostraciones técnicas como la que podéis ver a continuación:

Pero como he comentado en el título de este artículo aquí no hemos venido a hablar de la potencia sino de la autonomía que nos proporcionará Tegra 3, para ello desde NVIDIA han recurrido a dos tecnologías:

En primer lugar hablaremos de la novedad que hemos conocido estos días y es el uso de la tecnología DIDIM, que según ha explicado el CEO de NVIDIA permitirá reducir el consumo de la pantalla en un 40%, lo que se traduce en una mayor autonomía de la batería. Para ello el chip analizará y controlará en cada pixel y en cada frame la cantidad de luz necesaria y, gracias a este análisis, la reducirá a la mitad de la que usamos actualmente, sin cambiar la temperatura de los colores por lo que no podremos notar la diferencia. Según los cálculos de la compañía la mejora es tan notable que durante la reproducción de vídeo el ahorro de energía en la pantalla equivaldrá al usado por el procesador durante ese tiempo.

Mejor batería con DIDIM

La segunda estrategia, de la que ya conocemos todos los detalles desde hace algún tiempo, consiste en el uso de un quinto núcleo de baja potencia, que permitirá descargar al procesador en aquellos momentos en los que no sea necesaria la activación de los núcleos principales como por ejemplo durante la sincronización o las tareas en segundo plano, lo que permitiría llegar junto con lo anteriormente comentado al teórico 61% de ahorro energético.

Tegra 3 mejorando la batería con el quinto núcleo

Es todo un alivio saber que en esta guerra de GHz los fabricantes no se han olvidado de una de las mayores preocupaciones de los usuarios, y que posiblemente en la próxima generación de smartphones los procesadores sean más benevolentes con nuestras baterías.

¿ Hasta qué punto creéis en todas estas novedades que NVIDIA pretende incluir en sus procesadores?


Categorías

General

arturogarcia

Estudiante de Ingeniería Industrial y enamorado de cualquier cosa que lleve un chip, especialmente los smartphones. No me considero fan de ningún... Ver perfil ›

Escribe un comentario