Los peores accidentes provocados por un smartphone

Batería explota

Halloween está a la vuelta de la esquina. Para celebrar la llegada de esta festividad pagana iba a publicar un artículo de terror sobre la posibilidad de que Apple comprara a Google y obligase a los usuarios de un smartphone con Android a colgar fotos de tazas de café de Starbucks en Instagram.

Pero después de que mi jefe de redacción lo leyera y estuviera tres horas en una esquina abrazado a su Nexus 4 he decidido cambiar la temática y crear un top con los accidentes provocados por un smartphone más escabrosos.

iPhone explota

Comenzaremos el ranking hablando de uno de los casos más recientes. Estamos hablando de una joven mujer china de 23 años que murió el pasado mes de julio electrocutada al utilizar un iPhone 5. Según parece la joven desdichada salió del baño al escuchar una llamada e intentó utilizar su smartphone mientras éste se estaba cargando. Craso error. El cargador utilizado no era original y ocasionó el mortal accidente.

Unos días antes, hubo otro accidente provocado por un smartphone, en este caso  un Samsung Galaxy S3 explotó en el bolsillo de Fanny Schaltter, ciudadana suiza que guardaba su dispositivo en el bolsillo cuando éste comenzó a arder en el bolsillo de su pantalón hasta que acabó explotando. La rápida actuación de su jefe, que arrancó la ropa incendiada evitó males mayores, aunque Fanny sufrió graves quemaduras de tercer grado.

Samsung Galaxy S3 explota

la batería era original y Samsung, aunque se disculpó públicamente y abrió una investigación, comentó que el mal uso de la batería y del dispositivo por parte del cliente podría ser la causa del accidentes. Más si tenemos en cuenta que en 2012 un ciudadano irlandés sufrió la explosión de su smartphone de Samsung. ¿El motivo? Se le mojó el móvil, lo metió en un microondas para secarlo y después lo puso a cargar en el cargador del coche mientras se fumaba un pitillo. Un crack, vamos.

Pero no creáis que estos accidentes provocados por un smartphone son nuevos. Ya en junio de 2007 un joven chino de 22 años murió por la explosión provocada por un teléfono Motorola que llevaba en la chaqueta mientras trabajaba. El dispositivo estalló en su bolsillo y los fragmentos del mismo le fracturaron varias costillas, además de destrozar varios órganos vitales, lo que le causó la muerte.

Pocos meses después, esta vez en Corea del Sur, un hombre de 33 años murió por un caso muy semejante. En este caso fue la batería la que explotó en su pecho, sufriendo el desafortunado usuario heridas mortales en la zona izquierda del pecho, además de romperle varias costillas. En este caso no trascendió el modelo culpable…

En definitiva, mucho ojo con vuestros smartphones y sobretodo si el teléfono se moja, no lo sequéis en el microondas, metedlo en el horno a máxima potencia mientras cargáis el dispositivo. Eso sí ¡intentad ir descalzos y con el suelo bien mojado para evitar cualquier accidente!

 


Categorías

General

Alfonso de Frutos

Adicto a las nuevas tecnologías y redactor técnico de profesión, llevo escribiendo en medios online desde hace ya unos años, finalmente... Ver perfil ›

3 comentarios

  1.   David Andrdade dijo

    Jajajaja Crapple comprando google. Pudieron haber causado una oleada de suicidios colectivos.

  2.   tu_conciencia dijo

    Hablar de muertes y después suavizarlo con chistes habitualmente no suele se una buena idea

  3.   Magnum500 dijo

    Vaya, no sabía que hubiera tantos casos y encima con muertes y todo. Habrá que ir con cuidado dónde llevamos el teléfono.

Escribe un comentario