Juegos para regalar (VIII): Rayman Jungle Run

Si ha habido un género clásico que todavía no había pasado por esta sección de Juegos para regalar, ése es el de las plataformas. Y es que dicho género necesita una precisión total en el control para una jugabilidad eficiente y no frustrante. De ahí que, pese a la cantidad de títulos del género que han salido a lo largo de la historia, no haya grandes exponentes en plataformas móviles.

Y si Rayman Origins es uno de los grandes títulos de plataformas de los últimos años para las consolas de sobremesa, Rayman Jungle Run es un imprescindible del género en plataformas móviles. Un diseño artístico envidiable, una jugabilidad algo “capada” pero muy bien adaptada y, en definitiva, un juego más que divertido

Lo primero que llama a la vista, tanto de los títulos de sobremesa como de este Jungle Run, es el diseño artístico del título. En todo momento parece que estemos ante unos dibujos animados interactivos, con un planteamiento de escenarios exquisito. Aunque, eso sí, la variedad de los mismos palidece ante otros títulos del estilo o el próximo Rayman Legends, por poner un ejemplo concreto.

Aunque este punto no es ninguna sorpresa si nos atenemos al título. Y es que tendremos que recorrer diferentes bosques, junglas y zonas acuáticas divididos en distintos mundos donde encontraremos distintos objetos y tendremos que recolectar lumens para aumentar nuestra puntuación. Pero esto no quita para que, pese a la adictiva jugabilidad, se echen en falta niveles más diversos.

Hablamos de su jugabilidad y del género de las plataformas. Y este Rayman Jungle Run es un plataformas con mucho de esos juegos endless run como pueden ser Pitfall o Jetpack Joyride. Así pues, nuestro Rayman no dejará de correr nunca mientras nosotros tendremos que elegir cuando saltar, planear o golpear. Puede parecer demasiado simple, pero conforme avanzamos, el tema se complica y se torna más divertido.

Muchos reflejos deberemos tener para sortear cada obstáculo y recolectar los 100 lumens escondidos en cada nivel. Así, el juego dispone de niveles secretos en cada mundo, desbloqueables al conseguir todos estos simpáticos bichitos en las cinco pantallas de cada mundo. Estos niveles, excesivamente difíciles y exigentes, son más que bienvenidos para alargar la vida del título.

Si en lo gráfico el juego es prácticamente calcado a lo visto en Origins, en lo musical y sonoro, el juego hereda prácticamente cada efecto y partitura de lo visto en su hermano mayor. Cosa que, pese a que estos son muy animados y agradables, hace que echemos en falta, de nuevo, más variedad en este apartado.

La duración del título no es para echar cohetes si vamos a terminar cada nivel, rondando los 60 minutos, sin más. Pero si nos proponemos el completar al 100% cada uno de los 36 que componen el juego (más 4 secretos), el tiempo de juego se puede alargar a 3-4 horas.

En definitiva, nos encontramos ante un gran exponente del género de las plataformas, fusionado, eso sí, con mecánica de endless run. Precioso en lo visual, endiabladamente divertido en lo jugable y, eso sí, algo escaso en lo que a variedad, tanto de niveles como musical, se refiere.

NOTA ANDROIDSIS: 9

 Más información – Juegos para regalar en Androidsis


2 comentarios

  1.   andye dijo

    Espero probarlo

Escribe un comentario