Google prohibe aplicaciones pornográficas en Google Glass

Google modifica los términos de uso del dispositivo de realidad aumentada tras la llegada de la primera «app» de contenido sexual

Lo cierto es que con la llegada de Google Glass, a la industria pornográficos se le había ocurrido una idea para comenzar a ofrecer vídeos desde otro ángulo, desde otro punto de vista, en formato subjetivo, innovar en un terreno en el que menos es más.

Después de lanzarse la primera aplicación sexual, Google ha modificado los términos de uso para evitar que aparezcan imágenes subidas de tono. «No se permite en las gafas contenidos que contengan desnudos, actos sexuales explícitos», explica la compañía.

La empresa para adultos MiKandi, con sede en Seattle, anunció la semana pasada que trabajaba en una aplicación Tits&Glass, que permitía a los usuarios del dispositivo recrearse en imágenes sexuales. El servicio se basaba en la grabación de vídeo POV (Point of view), aunque se encontraban trabajando en un sistema de «interacción entre dos adultos».

El éxito fue palpable, al menos en cuanto a interés por saber de qué se trataba. En pocos días, habían recibido más de diez mil visitas interesándose por el producto, pero ahora ha asegurado que va a cumplir con las políticas de Google.  Al menos, por ahora.

«Cuando recibimos Glass y empezamos a desarrollar nuestra aplicación hace 2 semanas, leímos la política con mucho cuidado para asegurarnos de que estábamos desarrollando la aplicación dentro de los términos», ha señalado Jesse Adams, director de MiKandi. La compañía anima a estar pendiente de su página web en espera de los nuevos cambios en la aplicación: «Aunque la aplicación está todavía disponible y la gente la está usando, llegados a este punto tenemos que hacer cambios en la aplicación para cumplir las nuevas políticas de Google Glass».


Escribe un comentario